Mujeres que cambiaron la industria farmaceutica

Innovación
FIFARMA

Mujeres que cambiaron la industria farmaceutica

La innovación científica es uno de los esfuerzos de humanidad más importantes, pues ha permitido que las personas del mundo vivan más y mejor. Es también un elemento central en la estrategia de desarrollo de cada país y obliga a que diversos agentes públicos y privados hagan alianzas para tener mejores resultados en el menor tiempo posible.

Actualmente, enfermedades como la difteria o la viruela ya no existen, es posible controlar el virus del VIH y curar enfermedades como la malaria. Todos estos avances de la investigación y desarrollo no hubieran sido posibles sin mujeres que decidieron romper los esquemas y trabajar en el campo de la ciencia.

Actualmente, existen iniciativas como Women in Pharma que conecta a mujeres para hablar de los avances en su carrera dentro de la industria, es en pocas palabras, una red de mentoras, modelos a seguir y recursos para un éxito profesional. En Latinoamérica también existen esfuerzos como Mpodera en Colombia, que busca que las mujeres logren un impacto real y contundente a través del crecimiento personal y profesional del género en la industria.

Estas iniciativas no serían posibles sin aquellas mujeres que abrieron camino en la industria para que otras siguieran sus pasos. Fueron mujeres que lograron innovar en el campo farmacéutico y aportaron a un bienestar y una salud mundial de mejor calidad.

Dos premios Nobel de Medicina

Gertrude B. Elion y Youyou Tu, estadounidense y china respectivamente, fueron dos mujeres que innovaron en el campo farmacéutico, siendo merecedoras del premio Nobel de Medicina. Este premio ha sido entregado, por ejemplo, a los científicos que descubrieron la insulina, los que lograron el mecanismo del electrocardiograma o al científico que descubrió los grupos sanguíneos.

A pesar de que el premio se entrega desde el año 1901, fue hasta 1947 que la primera mujer, Gerty Theresa Cori, recibió un premio Nobel. Este lo compartió junto con otro hombre, los dos descubrieron cómo el glucógeno es utilizado como una fuente de energía en el cuerpo. Después de esto, más mujeres empezaron a entrar en la lista de ganadoras del premio.

Como Gertrude B. Elion, quien hizo aportes fundamentales a los antivirales, hoy utilizados para tratar el herpes, el VIH o la hepatitis. De hecho, por este aporte le otorgaron el premio Nobel en 1988. Estadounidense de padres inmigrantes estudió química a pesar de ser una carrera principalmente de hombres.

Ella se especializó en microbiología, farmacología, inmunología y virología y llegó a ser Jefe del Departamento de Terapia Experimental, desde donde crearon nuevos medicamentos que aún hoy en día se utilizan. Su aporte a la cura de enfermedades como el cáncer le hicieron pertenecer al Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, al igual que a otras asociaciones y sociedades alrededor de la enfermedad.

Su aporte más grande a la ciencia fue demostrar que se podía inhibir la replicación de células que estaban infectadas por un virus. Esto la llevó a trabajar con purinas, que para el siglo pasado eran poco estudiadas y utilizadas. Así, Elion junto con otros científicos lograron crear nuevos medicamentos para la leucemia, la malaria, la gota, la artritis reumatoide o la infección bacteriana.

Gracias a los aportes de Elion, los antivirales, que son basados en purinas, se empezaron a usar de manera regular en tratamientos, pues antes de su intervención, estos medicamentos eran tóxicos y poco efectivos.

Por otro lado, Youyou Tu que es química farmacéutica, descubrió la artemisinina, uno de los medicamentos más importantes para tratar la malaria y uno de los descubrimientos más significativos para la medicina tropical del siglo XX. Por eso recibió en 2015 el premio Nobel.

Su investigación de la malaria empezó por la exploración de libros de medicina tradicional china, pues después de estudiar farmacología en Pekín, China, hizo estudios especializados en medicina tradicional de ese país. En la década de los 60 empezó a trabajar en un tratamiento para curar la malaria porque estaba afectando gravemente a los soldados chinos durante la Guerra de Vietnam.

Para crearla se basó en la planta del ajenjo dulce y más adelante, junto con un equipo de científicos, lograron extraer la sustancia pura de la planta que denominaron artemisinina. Además, Tu fue la primera voluntaria en recibir el medicamento que creó, pero fue hasta 1981 que la científica junto con sus compañeros presentaron la medicina en una reunión de la OMS.

Embarazos, bebés y descubrimientos

En los últimos 30 años, la pediatría ha tenido avances significativos en el mundo y al ser las primeras cuidadoras de los niños, las mujeres se han preocupado por el bienestar de estos y de las mujeres embarazadas. Un ejemplo de esto fueron los aportes de Leila Denmark, quien fue una de las primeras pediatras en Estados Unidos y condujo investigaciones para diagnosticar, tratar e inmunizar a niños de la tos ferina en la década de los 20.

Más adelante, Denmark ayudó a desarrollar una vacuna para esa enfermedad, que se utiliza hasta la actualidad. También fue una de las primeras personas en sugerir que los adultos no fumaran cigarrillo al lado de los niños y que las mujeres embarazadas no consumieran licor o drogas, un tema tabú en la primera mitad del siglo XX.

En esta misma línea, Frances Kelsey una farmacóloga de Canadá logró evitar una crisis nacional de salud que hubiera causado un daño irreversible en miles de fetos en Estados Unidos. Trabajando en la agencia regulatoria de Estados Unidos FDA, bloqueó un medicamento a finales de los 50 que servía para quitarle las náuseas a las mujeres embarazadas.

Sin embargo, las pruebas clínicas y ensayos clínicos no eran lo suficientemente rigurosos para Kelsey, razón por la cual habló con la FDA para que el medicamento no pudiera ser comercializado. También ayudó a investigar el caso de un medicamento que había matado a más de 100 personas en el país, incluyendo a niños que murieron de una muerte agonizante. Al probar el medicamento en animales, se dio cuenta que era letal. Ella se convirtió en una de las mujeres más importantes del FDA y una de las personas que exigió una legislación más estricta para la entrada de medicamentos.

La innovación no sería posible sin la participación de las mujeres, pues como se ha podido ver a través de la historia, la ciencia solo es posible si se hace con constancia y con colaboración. Los resultados que cambian la humanidad llegarán con más facilidad si se le da la oportunidad a cualquier persona de que haga parte de la investigación y el desarrollo.

Fuentes

#HerStory: Youyou Tu, Nobel Prize Winner 2015

Breaking Through the Glass Ceiling

Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM)

Dr. Leila Alice Daughtry Denmark

Frances Kelsey

Gender Bias Without Borders

Gertrude B. Elion

Gertrude Elion: conoce a la científica que le dio al mundo medicamentos antivirales

La heroína que con un “No” salvó a una generación de bebés de una tragedia en EE.UU. (y cómo su legado está más vigente que nunca)

Little progress shown for gender diversity in major pharma companies

Sticking points in STEM

Who were the first women to win Nobel Prizes?

Why can’t the drug industry solve its gender diversity problem?

Women in the pharma industry

Tag
Compartir

Buscar

Publicaciones recientes

shutterstock_2156465583
Reformas de Salud en América Latina: más allá de la política.
capsula, medicina, farmaco, farmaceutica
Tendencias en el Surgimiento de Vías de Confiabilidad en América Latina
Conozca a Rolf Hoenger Head Roche Pharma Latam