Salud como inversión

Nuestra industria

Todas nuestras acciones, como Federación y como industria, están enfocadas en el bienestar de los pacientes de la región, en especial aquellos más vulnerables por su estado de salud o su condición socioeconómica.

Lo que más nos motiva a colaborar en la transformación de los ecosistemas de salud es lograr el sueño de que todos los pacientes puedan contar con medicamentos y tratamientos innovadores de manera oportuna, a lo largo de su vida. 

Nuestro mayor desafío es promover ecosistemas de salud que le apuesten al conocimiento y valoren la innovación como una inversión y no solo como un costo. En el estudio de FIFARMA “Entorno sobre las Políticas de COVID-19 y la Importancia de la Economía de la Salud en América Latina desarrollado por WifOR Institute, se concluye que el gasto en salud de América Latina está por debajo del promedio de la OECD cuya media es del 5,8 %. De igual forma, la región está por debajo del objetivo del 6% establecido por la OPS.. En este mismo estudio se menciona que Chile y Argentina tienen un gasto en salud de (4,9 %), seguidos de Colombia (4,1 %), Brasil (3,8 %), Perú (3,3 %) y México (3,1 %). Estos indicadores demuestran que es necesario aumentar el gasto en salud, así como la generación de conciencia sobre la importancia de la salud como inversión.

La pandemia por Covid-19 nos demostró que sin salud no puede haber una economía próspera. FIFARMA reconoce que la relación entre el bienestar físico y la economía es clave para la seguridad material de todos los habitantes de la región. 

La pandemia nos recordó el valor mundial de la salud, y este es un buen momento para replantear los retos del sector desde una mirada innovadora y humana, basada en la equidad y la generación de conocimiento y valor compartido.

El valor de la salud

Con frecuencia se desconoce todo lo que hay detrás de un medicamento o un tratamiento o terapia innovadora. Las miles de horas de científicos expertos que investigan el comportamiento de un nuevo virus o bacteria; los ensayos clínicos que no siempre arrojan resultados concluyentes y deben ser repetidos con el fin de garantizar la mayor seguridad para los pacientes; los grandes presupuestos que se invierten en enfermedades huérfanas, que pueden ser poco rentables, pero cuyo tratamiento eficaz es una cuestión de justicia y equidad. 

Es esta apuesta por la innovación lo que nos ha permitido alcanzar los mayores avances en el campo de la salud, y es por ello que FIFARMA defiende su valor como pivote para lograr que cada vez más pacientes puedan acceder a sus enormes beneficios.